+ Información

El coreógrafo israelí Ido Tadmor y el español Daniel Abreu, celebran 30 años de relaciones diplomáticas entre Israel y España, con una creación especialmente dedicada a poner sobre el escenario las peculiaridades de las dos orillas del Mediterráneo.

El proyecto nace por la necesidad que ambos coreógrafos tienen de mostrar al público español e israelí, los múltiples factores culturales que nos unen, más allá del vínculo histórico del judaísmo español. La Danza Contemporánea israelí, como la española, han adquirido en los últimos años una importancia internacional fuera de toda duda. Tadmor y Abreu, conscientes de la necesidad de dar a conocer tales coincidencias artísticas, han compuesto un trabajo que desde la interioridad se va creciendo hacia el encuentro exterior. Dos formas de expresión caracterizadas por la calidez y rotundidad de sus gestos.

Ambos se posicionan en un espacio que describe la vida intercultural en un movimiento paso a paso, donde el cuerpo se adapta a los sacrificios de muy diferentes maneras para hacernos fuertes y volátiles a la vez. Mientras uno recrea un vuelo en el aire, el otro lo hace en el suelo.

Ido Tadmor:

En 2011 ganó el premio “Landau Prize” por toda una vida dedicada a la danza en Israel. El año pasado celebró treinta años de carrera. Ido Tadmor comenzó sus estudios en la Escuela de Danza Bat Dor, y poco después se unió a la compañía profesional de dicha escuela. Posteriormente formó parte de la Batsheva Dance Company como primer bailarín en Nueva York. En su etapa como profesor desarrolló su trabajo en las principales compañías del mundo, y más específicamente, en Israel. En 2013 estrenó “Engage” como colaboración Polonia-Israel, y en la misma línea ha querido crear ahora este trabajo en España con Daniel Abreu.

Daniel Abreu:

Nacido en Tenerife, Premio Nacional de Danza en 2014 en la categoría de creación, atesora un buen currículo de premios que ponen en valor su sobrada experiencia profesional. En 2004 creó su propia compañía, y desde entonces su meteórica estrella no ha dejado de crecer. Los trabajos en solitario y en compañía están acreditados por todos los escenarios del mundo, y ahora, en su interés por explorar las diferentes culturas hermanas, se une ha ido Tadmor para crear juntos Two Men –work in progress.

Daniel Abreu

Bailarín, coreógrafo y pedagogo, Daniel Abreu nace en la isla de Tenerife donde comienza su curiosidad e interés por el movimiento físico y la expresión escénica. Además, durante su formación artística se licencia en Psicología por la Universidad de Educación a Distancia, licenciatura que también cristaliza en sus trabajos coreográficos a través de una cuidada poética.  Como intérprete, ha desarrollado su trabajo en distintas compañías y colectivos de danza y teatro del panorama nacional y como creador, atesora una dilatada trayectoria creativa dibujada por más de cincuenta producciones, que han podido verse dentro y fuera del país y han sido reconocidas por crítica, público y diversos galardones, situándola en una de las más destacadas agrupaciones de la actualidad dancística desde hace años.

Su proyecto de compañía surge casi imperceptiblemente en el año 2004, siendo el volumen de creaciones y de  colaboraciones lo que dieron lugar al concepto de lo que hoy conocemos como Cía. Daniel Abreu.

Como consecuencia de todo este trabajo creativo, Daniel Abreu ha sido invitado a impartir diferentes talleres y cursos, en los que comparte su visión creativa y personal, y están dirigidos tanto a estudiantes como a compañías de danza y teatro, de diversos países.

Paralelamente continúa cercano a otras realidades creativas, como la de dirigir proyectos para otras agrupaciones y creadores como la Zagreb Dance Company, la Compañía Nómadas, Proyecto Titoyaya y el Teatre Tanca Zawirowania, entre otras.

En el año 2011 entra a formar parte del prestigioso grupo de artistas que conforman el programa europeo Modul Dance.

Entre el reconocimiento cosechado a lo largo de su trayectoria destacan el Premio Nacional de Danza 2014 en la categoría de creación, otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; el Premio a la Mejor Dirección en el INDIFESTIVAL de Santander 2010; el Premio del Jurado a la Coreografía en el XVIII Certamen Coreográfico de Madrid (2005); el Premio Fundación AISGE a un bailarín sobresaliente, para asistir al American Dance Festival (2005) recibido en el marco del  XVIII Certamen Coreográfico de Madrid (2005)y la mención como Bailarín más Destacado del IV Certamen Coreográfico de Maspalomas (1999). En el año 2015 es nombrado Hijo Predilecto por el Ilustre Ayuntamiento de la Matanza de Acentejo (Tenerife).

Ido Tadmor

Su atractivo rostro aparece en importantes campañas publicitarias que decoran todos los rincones de la ciudad. En el show de la televisión israelí, Nolad Lirkod (una suerte de Operación Triunfo de la danza), se le puede ver criticando las piruetas y los arabesques de los participantes… Pero el mejor lugar para contemplar a Ido Tadmor es sobre un escenario, donde sus actuaciones han generado críticas incendiarias.Es raro que un bailarín o coreógrafo logren ser tan populares fuera del mundo de la danza como lo es Ido Tadmor en Israel, donde su nombre es familiar para cualquier persona.

Tadmor comenzó a bailar pocos meses antes de comenzar su servicio militar obligatorio. Este tardío comienzo y los tres años perdidos mientras servía en las fuerzas armadas no supusieron un inconveniente insalvable en su carrera hacia los puestos más prestigiosos de la escena de la danza israelí. En rápida sucesión comenzó a tomar clases en la escuela de danza Bat-Dor, en 1982, fue contratado como bailarín por la compañía Bat-Dor y promovido poco después al rango de solista. Su fulgurante carrera como bailarín continuó en 1985 con Batsheva, donde actuó en papeles principales en obras de coreógrafos israelíes y extranjeros. Cinco años después, Tadmor cruzó el charco y conquistó los escenarios de Manhattan
como miembro de las compañías de Lar Lubovitch y la Elisa Monte. Una grave lesión le mantuvo alejado de los escenarios durante casi un año, pero se sobrepuso a la adversidad y pudo volver a los escenarios en papeles estelares con el Ballet Scapino de Holanda; en cualquier lugar donde Ido Tadmor actuara su físico extraordinario, su virtuosidad técnica y su innegable carisma le catapultaban a la fama.
Su estrella brillaba cuando interpretaba los trabajos creados por otros coreógrafos,pero también llamó la atención del público cuando presentó sus propias piezas en la década de los 90. Fast Food fue la primera obra que presentó, en 1990, dentro de un espectáculo organizado por el comité antisida de Israel. Siguieron otras pequeñas creaciones, incluyendo un solo llamado Seven Last Words (1992) y un dueto interpretado por él mismo y por el pianista Daniel Gortier en un acto benéfico en Stuttgart. Pero serían sus coreografías más elaboradas las que más adelante causarían mayor impacto.

Su controvertido y brillante repertorio le situaron en el centro de la escena de la danza contemporánea de Israel gracias a su contenido explosivo, su predilección por las escenografías visualmente espectaculares y su estilo físico extremadamente energético. Sus bailarines se unieron para formar la Ido Tadmor: The Company y el grupo continuó representando Sima’s Pot, Cell y nuevos trabajos como Uranus (1997), Amora (1999) y Maktub (2003). Como prueba de su innegable status artístico, a principios de la primera década del nuevo milenio recibió una importante ayuda económica estatal para montar su propio estudio de danza, una rareza siendo un coreógrafo independiente. Su primera sede en Tel Aviv, en el complejo llamado Beit Merkazim, fue destruida por un incendio en 2003 y Tadmor procedió a trasladarse con sus bailarines a lo que a primera vista era un lugar totalmente inesperado: la nueva estación central de autobuses de Tel Aviv.

Durante la mitad de la primera década del nuevo siglo, Tadmor canalizó sus energías creativas hacia una gran variedad de proyectos: juez en el programa televisivo Nolad Lirkod, actor en series de televisión y películas, modelo en campañas publicitarias y diseñador de una línea de ropa masculina,.. También trabajó en su ciudad natal de Haifa para crear una escena de danza colaborando en comités dentro de las escuelas de arte, teatros y otras instituciones culturales Ido Tadmor ha navegado por diferentes artes escénicas pero siempre ha mantenido la danza como su foco principal.

Precios

Entrada general: 12 €

Comunidad universitaria (Estudiantes UC3M, PAS/PDI y antiguos alumnos): 5 €

Jubilados: 5 €

Baja visibilidad: 7 €

Precio para Grupos: De 20 a 29 entradas: 7 € c.u. De 30 a 39: 6 € c.u. De 40 en adelante: 5 € c.u.

Se podrá requerir identificación para los colectivos con descuento.

Pasaporte cultural

Esta actividad cultural está incluida en el catálogo Pasaporte Cultural y por lo tanto tiene reconocimiento académico por la UC3M. Si aún no tienes el Pasaporte entérate cómo conseguirlo aquí.

Para acceder a las actividades del catálogo Pasaporte en instituciones colaboradoras tendrás que mostrar el documento en la entrada de la actividad, junto con tu DNI o documento identificativo. El sellado del Pasaporte se realizará a la salida de la actividad, una vez se haya cumplimentado en el apartado AC (Actividades Culturales) el nombre y fecha del evento. Recomendamos no perder la entrada al espectáculo, evento o exposición ya que puede ser requerido para poner el sello en el Pasaporte. Sólo serán válidos los sellos que estén recogidos en el Pasaporte.

Recuerda que no puedes acudir varias veces a la misma actividad y conseguir varios sellos por su realización. Contarán como un sólo sello, a menos que en el evento publicado de la actividad se indique expresamente otra información.

Para más información acude a nuestro apartado de Pasaporte cultural o al catálogo de actividades.

Daniel Abreu + Ido Tadmor
“Two men”

En colaboración con la Embajada de Israel en España

Danza

Sábado 26 de noviembre de 2016

20:00 h.

DURACIÓN: 1 hora aprox.

Edad recomendada: Por determinar

Auditorio UC3M – Cómo llegar

De 5 a 12 €.

CONSIGUE UN 50% DE DESCUENTO EN TUS ENTRADAS INTRODUCIENDO EL CÓDIGO PROMOCIONAL 30ANOS, CON “N”.

Descripción

Ido Tadmor y Daniel Abreu se unen en la escena componiendo un programa que si bien podría tener muchas lecturas surge de la identidad de ser hombre, desde cultura diferentes y desde una rama común, la danza.

En colaboración con